No pain, no gain. Sin dolor, no hay progreso

Hoy vamos a dedicar un  espacio de tiempo a  esa sensación tan agridulce de “trabajo bien realizado” que, sin lugar a dudas, todos  hemos sufrido alguna vez en nuestras carnes al hacer ejercicio y siempre nos lleva a la misma e inequívoca conclusión “que mal estoy físicamente”, LAS AGUJETAS.

A lo largo del tiempo han existido diferentes teorías sobre el origen de las agujetas y  la causa de su aparición, desde la acumulación de ácido láctico ,hasta la cristalización del mismo entre las fibras musculares. Parece que el avance de las técnicas ha concluido que se debe a una destructuración y daño tisular de las fibras contráctiles  a nivel de fascículo muscular que, para que nos entendamos, únicamente es apreciable a través de microscopio.

Este daño producido en el musculo se presenta a las 24-72 h tras la realización del ejercicio. En contra de lo que podemos imaginar, las llamadas micro roturas musculares se producen en la fase excéntrica del ejercicio, que es cuando dejamos el peso o volvemos a la posición de inicio del ejercicio de manera lenta y controlada.

Y aquí la explicación del titulo del  del articulo, la aparición de la microrotura responde a la necesidad del cuerpo de generar o construir  nuevas fibras mas grandes y potentes para soportar mejor el ejercicio realizado ya que ha percibido que este superaba sus posibilidades actuales, con el efecto estético de conseguir un musculo con mas tono y si te esfuerzas mucho mucho  y acompañas de una buena dieta, un musculo mas grande.

Qué hacer entonces con las agujetas?

  • La mejor forma de evitar las agujetas es ¡seguir entrenando! Eso sí, siempre después de dejar al menos 48 horas para que el músculo se recupere. Con el tiempo hay una adaptación y ya no se producen agujetas.
  • Calentar o estirar no evita las agujetas. De hecho, los estiramientos por sí solos pueden producir agujetas. Recuerda la primera vez que hiciste yoga.
  • Es un error tomar ibuprofeno u otros antiinflamatorios. Necesitas la inflamación para que tus músculos se reparen. Si te duele mucho, toma una aspirina.
  • Come y bebe. Tus músculos necesitan proteínas, carbohidratos y agua después del ejercicio.
  • El hielo no funciona. Si acaso, lo contrario: una sauna puede ayudar a que aumente la circulación de sangre y las agujetas duelan menos.
  • En cualquier caso, la mejor forma de acabar con el dolor del as agujetas es esperar dos días.

Nunca falla!!!

BENEFICIOS DEL MASAJE INFANTIL

masaje-infantil1

El masaje infantil está tomando mucha importancia en los últimos años y no es por casualidad, ya que esta técnica proporciona muchos beneficios tanto a los niños como a los padres.

El masaje infantil tiene una gran tradición en muchas culturas, sobre todo, en la India donde las madres masajean a sus bebés desde antiguo.

En la actualidad, el masaje infantil se nutre tanto de las técnicas del masaje oriental  como de movimientos de reflexología y del masaje nórdico, consiguiendo así, estimular la totalidad del cuerpo y los sentidos del bebé.

Los beneficios de esta técnica repercuten a nivel fisiológico y psicoemocional siendo una técnica muy completa que cubre todo el ser de la persona.

A nivel fisiológico el tacto es fundamental para integrar la información procedente del exterior favoreciendo además el proceso de mielinización que se produce en los primeros años de vida. El sistema hormonal se ve afectado positivamente también, ya que se libera endorfinas.

El momento del masaje provoca una situación de tranquilidad manteniendo el equilibrio del sistema inmunológico, además de proporcionar seguridad emocional que redundará en beneficios psicoemocionales como autoconfianza, auto seguridad y fortalecimiento de los lazos entre padres e hijos.

Durante los primeros mese de vida el sistema gastrointestinal aún no está maduro por lo que es común la presencia de cólicos y gases. El masaje ayuda a este proceso de maduración  y a su regulación.

También ayuda a la regulación del sistema respiratorio cuando el masaje es dado en la zona del pecho y espalda.

Aporta mayor cantidad de oxígeno a la sangre y los movimientos ayudan tanto a relajar como a tonificar la musculatura.

Pero, además de todos estos beneficios fisiológicos, también aparecen beneficios a nivel emocional y psicológic

Con el masaje infantil disfrutaremos de un tiempo de intimidad con nuestro hijo que le ayudará a tomar conciencia de su cuerpo, sus límites, su relación con el exterior. Ayudará a conocer los límites, también, de los demás, respetándolos. Le dará confianza, seguridad y autoestima consiguiendo equilibrio emocional.

El masaje es un acto de comunicación entre padres e hijos. Esta comunicación, sin palabras, sólo con tacto y miradas, sonrisas y caricias, nutrirá los lazos de unión de la familia provocando también en el adulto la aparición y mantenimiento de vínculos afectivos que impedirán que exista mayor probabilidad de abandono físico o emocional.

Esta técnica no es exclusiva de madres e hijos, también el padre tiene un papel fundamental en el proceso, por lo que es sumamente importante que esta técnica sea aplicada tanto por las madres como por los padres, ya que los beneficios también los vivirán ellos.  Y tampoco es exclusiva para los bebés dado que, aunque es importante empezar con las técnicas incluso en recién nacidos de días, los movimientos se pueden prolongar durante toda la infancia consiguiendo, así mantener los beneficios obtenidos y prolongarlos durante toda la vida adulta de nuestros hijos consiguiendo formar a personas con empatía, respetuosas con los demás y con ellos mismos y con mayor estabilidad emocional.

 

Inmaculada Costa Ortí 

Psicóloga (CV 06919)

 

 

REFLEXIONANDO: RELACIÓN PESO Y DOLOR

postimásd

Verás, es que me han dicho que para recuperarme de mi lumbago tengo que perder peso…

Bueno, quien dice lumbago puede decir también dolor en la rodilla, tobillos, etc… simplemente lo vamos a poner como ejemplo.

Esta cuestión la he escuchado más de dos veces en la consulta, pero… ¿es cierta?

Pues voy a tener que dar una respuesta ambigua, sí y no.

Sí es cierta porque un sobrepeso supone más esfuerzo al cuerpo para moverse y mayor sufrimiento en las articulaciones, con lo cual, si existe un sitio X en el cuerpo, normalmente situado de tronco para abajo, que esté lesionado (inflamado, desgastado,…) ese sobrepeso va a actuar de manera negativa en su recuperación.

Y no, no es cierta, porque el dolor no se puede asociar al sobrepeso (solamente).

Vamos a poner dos supuestos:

  • Primer supuesto: luchador de sumo… persona de elevado peso al que le debería doler algo.
  • Segundo supuesto: jovencit@ de 47 kilos “monísim@ de la muerte” donde se supone que al no tener sobrepeso no tendría dolor.

Estas dos afirmaciones no se pueden dar como buenas.

En el primer caso estamos planteando una persona deportista, sí, con sobrepeso, pero que entrena a diario y podría asegurar que no debería tener dolor (sin contar dolores de su práctica deportiva, aunque ese es otro tema).

En el segundo podría existir o no dolor, dependiendo del ritmo de vida que llevara, si practica o no ejercicio a lo largo de la semana, ya que aunque pese poco, si es una persona sedentaria va a ser más común la aparición de dolores varios que en una persona de la misma fisionomía pero que suela practicar deporte de manera regular.

Si nos damos cuenta podemos deducir que antes va a aparecer dolor por el sobrepeso, la causa principal de esos dolores podría estar más asociada a la falta de ejercicio que por tener sobrepeso, aunque todos sabemos que normalmente una persona que realice ejercicio regular y más o menos coma bien, no va a tener sobrepeso.

 ¿Entonces no tengo que perder peso para recuperarme?

Yo no he dicho eso, yo os animo a practicar ejercicio de manera regular, quizás 2 ó 3 veces a la semana, sin pasarse y, si le dais tiempo al cuerpo, lleváis una alimentación sana os aseguro que el sobrepeso no será un problema para que os podáis recuperar mejor de la lesión.

Espero que os haya servido de algo mi reflexión.

David Hernández Guillén

Fisioterpeuta y Osteópata.

Prof. Asociado EU Fisioterapia de Valencia.

¿Y QUÉ ES ESO DE LA OSTEOPATÍA?

osteopatia02

 

 

 

 

Esta es una pregunta que me consigue a veces poner en apuros…

Y diréis: ¿Por qué es algo difícil para ti si trabajas de eso?

Pues porque para mi resulta difícil no entrar en el tópico de explicar la historia de la osteopatía y no entrar en tecnicismos que consigan hacer que el paciente me mire con cara de no saber qué estoy diciendo.

Vamos a poner orden a las ideas…

La osteopatía fue creada por Andrew Taylor Still en… STOP…

Casi caigo… la osteopatía es una forma de tratar, o incluso se puede catalogar como un conjunto de técnicas hasta incluso una filosofía o creencia para tratar al paciente.

El principio de la osteopatía es la de “desbloquear lo bloqueado”… y aquí viene el segundo tópico…

¡Ah! Tú eres de los que crujes la espalda… (Facepalm!!!!)

Bueno, sí y no, creo que mucha gente se piensa que me paso el día haciendo esto…

https://www.youtube.com/watch?v=dusp8z9fuXU

La parte de los “crujidos” es sólo una de las herramientas que se pueden utilizar, la osteopatía como había dicho antes tiene el principio de eliminar aquello que pueda ocasionar una patología, o siguiendo con lo anterior, que está bloqueando “algo” en el organismo (y no necesariamente tienen que ser la columna), y dejar que el cuerpo se recupere por sí mismo.

En principio la idea parece buena… pero, ¿funciona?

Bueno, a veces, la osteopatía como otros tratamientos funciona muy bien para ciertas patologías y es a veces no tan efectiva en otras.

Ahí es donde entra nuestra capacidad para poder diagnosticar correctamente la afectación o patología del paciente y decidir mediante un buen método diagnóstico qué técnica/s o tratamiento/s son los mejores para cada situación.

Entonces, ¿tú eres osteópata?

Sí, pero primero me formé como fisioterapeuta y luego me “entretuve” durante cinco años formándome como osteópata mediante dos ciclos de máster…

Básicamente es la forma mejor reconocida en España para ejercer como osteópata, el resto de formaciones o estudios, a día de hoy, no tienen reglamentación legal en nuestro país.

Pero… ¿Realmente qué es la osteopatía?

¿En serio quieres que te dé una lección de dos páginas de historia?

Me voy a resistir…

Básicamente es una de la herramientas que utilizamos en CLÍNICA I+D para poder tratar de la manera más efectiva posible, juntando los conocimientos como fisioterapeutas junto a la osteopatía para conseguir recuperar de manera más efectiva y rápida a nuestros pacientes.

Quizás más adelante retome este tema de manera más extensa, pero por ahora no os voy a aburrir más.

David Hernández Guillén

Fisioterapeuta y Osteópata