No pain, no gain. Sin dolor, no hay progreso

Hoy vamos a dedicar un  espacio de tiempo a  esa sensación tan agridulce de “trabajo bien realizado” que, sin lugar a dudas, todos  hemos sufrido alguna vez en nuestras carnes al hacer ejercicio y siempre nos lleva a la misma e inequívoca conclusión “que mal estoy físicamente”, LAS AGUJETAS.

A lo largo del tiempo han existido diferentes teorías sobre el origen de las agujetas y  la causa de su aparición, desde la acumulación de ácido láctico ,hasta la cristalización del mismo entre las fibras musculares. Parece que el avance de las técnicas ha concluido que se debe a una destructuración y daño tisular de las fibras contráctiles  a nivel de fascículo muscular que, para que nos entendamos, únicamente es apreciable a través de microscopio.

Este daño producido en el musculo se presenta a las 24-72 h tras la realización del ejercicio. En contra de lo que podemos imaginar, las llamadas micro roturas musculares se producen en la fase excéntrica del ejercicio, que es cuando dejamos el peso o volvemos a la posición de inicio del ejercicio de manera lenta y controlada.

Y aquí la explicación del titulo del  del articulo, la aparición de la microrotura responde a la necesidad del cuerpo de generar o construir  nuevas fibras mas grandes y potentes para soportar mejor el ejercicio realizado ya que ha percibido que este superaba sus posibilidades actuales, con el efecto estético de conseguir un musculo con mas tono y si te esfuerzas mucho mucho  y acompañas de una buena dieta, un musculo mas grande.

Qué hacer entonces con las agujetas?

  • La mejor forma de evitar las agujetas es ¡seguir entrenando! Eso sí, siempre después de dejar al menos 48 horas para que el músculo se recupere. Con el tiempo hay una adaptación y ya no se producen agujetas.
  • Calentar o estirar no evita las agujetas. De hecho, los estiramientos por sí solos pueden producir agujetas. Recuerda la primera vez que hiciste yoga.
  • Es un error tomar ibuprofeno u otros antiinflamatorios. Necesitas la inflamación para que tus músculos se reparen. Si te duele mucho, toma una aspirina.
  • Come y bebe. Tus músculos necesitan proteínas, carbohidratos y agua después del ejercicio.
  • El hielo no funciona. Si acaso, lo contrario: una sauna puede ayudar a que aumente la circulación de sangre y las agujetas duelan menos.
  • En cualquier caso, la mejor forma de acabar con el dolor del as agujetas es esperar dos días.

Nunca falla!!!

ICTUS ISQUÉMICO Y HEMORRÁGICO

¿Sabes qué es un ictus?

Pues un ictus es una interrupción repentina, brusca, del aporte de sangre al cerebro que provoca un daño neuronal.

¿A qué es debida esta interrupción?

Pues es debida a un bloqueo  por un coágulo que impide el avance de la sangre o a la rotura de un vaso cerebral que provoca una hemorragia.

¿Cómo detecto un ictus?

Existes tres síntomas clave que se dan de manera brusca:

  • pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo
  • dificultad para hablar
  • caida de la boca (boca torcida)

En ocasiones otros síntomas que acompañan son alteración de la vista y vértigo o dolor de cabeza

¿Qué secuelas puede tener un ictus?

Los efectos de un ictus pueden ser múltiples y de distinta gravedad dependiendo de la gravedad de la lesión y la zona cerebral donde se haya ocasionado.

De manera general los efectos son los siguientes

  • Discapacidad en el movimiento con pérdida de fuerza
  • Trastornos visuales con pérdida de visión en la mitad del campo visual.
  • Trastornos del lenguaje con dificultad para articular palabras, incapacidad para Comprender o emitir algún tipo de lenguaje adecuado.
  • trastornos de la sensibilidad
  • Deterioro cognitivo con disminución de la memoria, orientación, atención, cálculo, lógica…
  • Cambio de caracter
  • Aparición de síntomas depresivos

¿Se puede rehabilitar estos problemas?

Es importante que se inicie la rehabilitación t de un ictus de manera inmediata ya que la mayor parte de la recuperación ocurre durante los 3 primeros meses y a partir de ahí ésta ocurre de manera más lenta.

¿Cuánto tiempo costará recuperarse?

En algunos pacientes la recuperación no es completa pues existen muchos factores que afectan al proceso como son la edad del paciente, la gravedad de las lesiones y la zona lesionada. Pero es importante mantener la rehabilitación hasta conseguir la mayor capacidad funcional del paciente

¿Qué objetivo tiene la rehabilitación neuropsicológica?

EL objetivo de la rehabilitación neuropsicológica es mejorar las funciones mentales que han resultado afectadas como consecuencia del daño cerebral, sobre todo, lenguaje, memoria, atención, percepción, motricidad, funciones ejecutivas, pensamiento y conducta emocional para conseguir devolver al paciente el nivel más alto de funcionamiento, la mayor independencia posible y reintegrarlo socialmente.

¿Qué es la fragilidad en la persona mayor?

FRAGILIDAD… Hace relativamente poco que descubrí término, el cual no me resultaba para nada familiar, al menos aplicado en el contexto de las personas mayores.

De todos es sabido que considerar algo frágil nos supone pensar que es delicado, débil, con facilidad a que se rompa, etc. El problema es que al extrapolarlo al ser humano parece no cuadrar bien.

Cuando hablamos de esa fragilidad que nos afecta, estamos refiriéndonos a un estado o una fase previa a la fase de dependencia (cuando por nuestra edad vamos a necesitar de asistencia de terceras personas).

¿Cómo podemos identificarla?

Es común en esta fase que aparezca pérdida de peso no voluntaria, disminución de la actividad física, disminución de la velocidad de la marcha, pérdida de fuerza y tendencia a cansarse con facilidad. Aunque queda decir que no son los únicos síntomas.

Entonces… ¿se puede considerar una enfermedad?

La respuesta es no, simplemente es un estado o fase por el que solemos pasar, en mayor o menor medida.

¿Y cómo se puede evitar?

Más que evitar, el objetivo es paliar. Hemos de intentar llegar de la mejor forma posible.

Ahí es donde entra el ejercicio físico. Cuanto mejor físicamente estemos cuando lleguemos a esta fase, menos intensa será y más tarde llegará.

Por eso puedes contar con Clínica I más D, con el diagnóstico personalizado y el asesoramiento debido podremos trabajar diferentes pautas y ejercicios para sobrellevar la travesía con un mayor bienestar y siempre intentando aumentar la calidad de vida.

Puedes contactar con nosotros que estaremos encantados de atenderte y proporcionarte información más detallada sobre este tema o cualquier otro que te interese.

 

¿POR QUÉ CADA VEZ QUE VOY AL FISIOTERAPEUTA ME MANDA EJERCICIOS PARA CASA?

terapeutico

En Clínica i + d, consideramos el ejercicio terapéutico como una herramienta fisioterapéutica clave para mejorar y prevenir multitud de patologías, especialmente aquellas recurrentes y/o que cursan con dolor crónico musculoesquelético .

Cada vez más estudios científicos avalan la prescripción de ejercicios como parte del tratamiento ( Smidt, 2002;  Taylor, 2007) pero,  ¿Qué entendemos por  Ejercicio Terapeútico?

“Es la prescripción de un programa de actividad física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar  la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud”. (Taylor 2007)( Australian Journal Physiotherapy)

Cada paciente presenta unas características fisiológicas, biomecánicas, musculoesqueléticas, cognitivas y afectivas únicas, por tanto, el programa de actividad física terapéutica siempre se realiza de forma individualizada.

Los profesionales de Clínica i + d prescriben los ejercicios más adecuados después de realizar un análisis morfoestático y biomecánico para detectar descompensaciones, limitaciones funcionales o patologías del aparato locomotor.

“La falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico lo conserva”. Platón.

Inés Sáez Muñoz

Fisioterapeuta Col. 5111

REFLEXIONANDO: RELACIÓN PESO Y DOLOR

postimásd

Verás, es que me han dicho que para recuperarme de mi lumbago tengo que perder peso…

Bueno, quien dice lumbago puede decir también dolor en la rodilla, tobillos, etc… simplemente lo vamos a poner como ejemplo.

Esta cuestión la he escuchado más de dos veces en la consulta, pero… ¿es cierta?

Pues voy a tener que dar una respuesta ambigua, sí y no.

Sí es cierta porque un sobrepeso supone más esfuerzo al cuerpo para moverse y mayor sufrimiento en las articulaciones, con lo cual, si existe un sitio X en el cuerpo, normalmente situado de tronco para abajo, que esté lesionado (inflamado, desgastado,…) ese sobrepeso va a actuar de manera negativa en su recuperación.

Y no, no es cierta, porque el dolor no se puede asociar al sobrepeso (solamente).

Vamos a poner dos supuestos:

  • Primer supuesto: luchador de sumo… persona de elevado peso al que le debería doler algo.
  • Segundo supuesto: jovencit@ de 47 kilos “monísim@ de la muerte” donde se supone que al no tener sobrepeso no tendría dolor.

Estas dos afirmaciones no se pueden dar como buenas.

En el primer caso estamos planteando una persona deportista, sí, con sobrepeso, pero que entrena a diario y podría asegurar que no debería tener dolor (sin contar dolores de su práctica deportiva, aunque ese es otro tema).

En el segundo podría existir o no dolor, dependiendo del ritmo de vida que llevara, si practica o no ejercicio a lo largo de la semana, ya que aunque pese poco, si es una persona sedentaria va a ser más común la aparición de dolores varios que en una persona de la misma fisionomía pero que suela practicar deporte de manera regular.

Si nos damos cuenta podemos deducir que antes va a aparecer dolor por el sobrepeso, la causa principal de esos dolores podría estar más asociada a la falta de ejercicio que por tener sobrepeso, aunque todos sabemos que normalmente una persona que realice ejercicio regular y más o menos coma bien, no va a tener sobrepeso.

 ¿Entonces no tengo que perder peso para recuperarme?

Yo no he dicho eso, yo os animo a practicar ejercicio de manera regular, quizás 2 ó 3 veces a la semana, sin pasarse y, si le dais tiempo al cuerpo, lleváis una alimentación sana os aseguro que el sobrepeso no será un problema para que os podáis recuperar mejor de la lesión.

Espero que os haya servido de algo mi reflexión.

David Hernández Guillén

Fisioterpeuta y Osteópata.

Prof. Asociado EU Fisioterapia de Valencia.

CIÁTICA PARA DUMMIES

VAMOS A EXPLICAR PATOLOGÍAS…

Hola, me han dicho que tengo ciática…

dolor-ciatica

 

 ¿Recordáis la sensación que vivía el protagonista de la película de El día de la marmota? Esa es la sensación que me viene al oír esta frase.

Es un diagnóstico que se utiliza en mi opinión demasiado, ya que se podría decir que sólo 1 de cada 10 diagnosticadas así son ciáticas reales.

 

¿Entonces si hay ciáticas reales también hay falsas?

 Se podría decir sí, unas reciben el nombre de ciáticas tal cual y las otras se les conoce como pseudociáticas.

La ciática real es aquella cuyo origen está en la columna, existe una hernia que atrapa la salida de uno de los nervios que forma el ciático y ello crea un dolor muy fuerte que baja por la pierna y que te suele dejar bastante jorobado bastantes días en la cama.

Las pseudociáticas son aquellas que producen un dolor ciático pero que no tienen ese origen, si no de otro tipo, el cual tiene dolores que bajan por la pierna de manera muy parecida a la ciática, pero con sintomatología muy distintas.

¿Se trataría igual una ciática real que una ciática falsa?

La respuesta es no, según el origen que sea (de ahí que sea necesario un buen diagnóstico por parte del fisioterapeuta) se deberá encauzar de una manera u otra el tratamiento.

Parece complicado…

Bueno, quizás un poquito, pero lo mejor es contar con un buen fisioterapeuta y confiar en su buen hacer, seguro que en poco tiempo el dolor irá mejorando.

David Hernández Guillén

Fisioterapeuta y Osteópata

Prof. Asociado U.V. Fisioterapia

¿Y QUÉ ES ESO DE LA OSTEOPATÍA?

osteopatia02

 

 

 

 

Esta es una pregunta que me consigue a veces poner en apuros…

Y diréis: ¿Por qué es algo difícil para ti si trabajas de eso?

Pues porque para mi resulta difícil no entrar en el tópico de explicar la historia de la osteopatía y no entrar en tecnicismos que consigan hacer que el paciente me mire con cara de no saber qué estoy diciendo.

Vamos a poner orden a las ideas…

La osteopatía fue creada por Andrew Taylor Still en… STOP…

Casi caigo… la osteopatía es una forma de tratar, o incluso se puede catalogar como un conjunto de técnicas hasta incluso una filosofía o creencia para tratar al paciente.

El principio de la osteopatía es la de “desbloquear lo bloqueado”… y aquí viene el segundo tópico…

¡Ah! Tú eres de los que crujes la espalda… (Facepalm!!!!)

Bueno, sí y no, creo que mucha gente se piensa que me paso el día haciendo esto…

https://www.youtube.com/watch?v=dusp8z9fuXU

La parte de los “crujidos” es sólo una de las herramientas que se pueden utilizar, la osteopatía como había dicho antes tiene el principio de eliminar aquello que pueda ocasionar una patología, o siguiendo con lo anterior, que está bloqueando “algo” en el organismo (y no necesariamente tienen que ser la columna), y dejar que el cuerpo se recupere por sí mismo.

En principio la idea parece buena… pero, ¿funciona?

Bueno, a veces, la osteopatía como otros tratamientos funciona muy bien para ciertas patologías y es a veces no tan efectiva en otras.

Ahí es donde entra nuestra capacidad para poder diagnosticar correctamente la afectación o patología del paciente y decidir mediante un buen método diagnóstico qué técnica/s o tratamiento/s son los mejores para cada situación.

Entonces, ¿tú eres osteópata?

Sí, pero primero me formé como fisioterapeuta y luego me “entretuve” durante cinco años formándome como osteópata mediante dos ciclos de máster…

Básicamente es la forma mejor reconocida en España para ejercer como osteópata, el resto de formaciones o estudios, a día de hoy, no tienen reglamentación legal en nuestro país.

Pero… ¿Realmente qué es la osteopatía?

¿En serio quieres que te dé una lección de dos páginas de historia?

Me voy a resistir…

Básicamente es una de la herramientas que utilizamos en CLÍNICA I+D para poder tratar de la manera más efectiva posible, juntando los conocimientos como fisioterapeutas junto a la osteopatía para conseguir recuperar de manera más efectiva y rápida a nuestros pacientes.

Quizás más adelante retome este tema de manera más extensa, pero por ahora no os voy a aburrir más.

David Hernández Guillén

Fisioterapeuta y Osteópata

TÉCNICA DE LA PUNCIÓN SECA

Aplicando la técnica

Aplicando la técnica

¿Has oído hablar de la punción  seca? ¿Padeces alguna contractura rebelde y/o recurrente?

Es muy probable que este artículo te pueda despejar algunas dudas y te sirva de ayuda.

Los fisioterapeutas de Clínica I+D hemos recibido la formación oficial en el tratamiento conservador e invasivo de los puntos gatillos.

¡Os animamos a conocer esta técnica novedosa!

Los puntos gatillo miofasciales son pequeñas contracturas musculares en forma de nódulos dolorosos, que dan lugar a bandas tensas palpables de fibras musculares a lo largo del músculo

Su presencia en la musculatura origina una serie de signos y síntomas, como son dolor local y la mayor parte de las veces a distancia de la zona donde está el punto gatillo (dolor referido), fatigabilidad muscular, disminución de la movilidad, etcétera. A este cuadro doloroso se le denomina Síndrome de Dolor Miofascial.

La técnica consiste en una punción del músculo (en una banda tensa situada dentro del PGM) con una aguja estéril parecida a las de acupuntura. Se califica como “seca” porque no introducimos ni extraemos ninguna sustancia.

Después realizaremos un tratamiento post-punción para disminuir la sensación producida por el pinchazo que incluye contracciones activas y crioestiramientos de la musculatura implicada.

El objetivo de la punción seca es “desactivar” los síntomas que el punto gatillo miofascial (acortamiento del tejido muscular, conocido como contractura máxima) está generando a ese nivel o a distancia (dolor referido), para conseguir así, la relajación refleja de dicho músculo. Es una técnica levemente dolorosa en el momento y puede persistir dolor post-punción durante unas horas.

La punción seca está especialmente indicada si padeces:

  • Dolor muscular.
  • Dolor referido: cabeza, miembro superior, miembro inferior….
  • Limitaciones de movilidad.
  • Sobrecarga
  • Lesiones deportivas.

Si queréis información más detallada o un diagnostico personalizado estamos a vuestra entera disposición en Clínica I+D