¿POR QUÉ CADA VEZ QUE VOY AL FISIOTERAPEUTA ME MANDA EJERCICIOS PARA CASA?

terapeutico

En Clínica i + d, consideramos el ejercicio terapéutico como una herramienta fisioterapéutica clave para mejorar y prevenir multitud de patologías, especialmente aquellas recurrentes y/o que cursan con dolor crónico musculoesquelético .

Cada vez más estudios científicos avalan la prescripción de ejercicios como parte del tratamiento ( Smidt, 2002;  Taylor, 2007) pero,  ¿Qué entendemos por  Ejercicio Terapeútico?

“Es la prescripción de un programa de actividad física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar  la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud”. (Taylor 2007)( Australian Journal Physiotherapy)

Cada paciente presenta unas características fisiológicas, biomecánicas, musculoesqueléticas, cognitivas y afectivas únicas, por tanto, el programa de actividad física terapéutica siempre se realiza de forma individualizada.

Los profesionales de Clínica i + d prescriben los ejercicios más adecuados después de realizar un análisis morfoestático y biomecánico para detectar descompensaciones, limitaciones funcionales o patologías del aparato locomotor.

“La falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico lo conserva”. Platón.

Inés Sáez Muñoz

Fisioterapeuta Col. 5111

REFLEXIONANDO: RELACIÓN PESO Y DOLOR

postimásd

Verás, es que me han dicho que para recuperarme de mi lumbago tengo que perder peso…

Bueno, quien dice lumbago puede decir también dolor en la rodilla, tobillos, etc… simplemente lo vamos a poner como ejemplo.

Esta cuestión la he escuchado más de dos veces en la consulta, pero… ¿es cierta?

Pues voy a tener que dar una respuesta ambigua, sí y no.

Sí es cierta porque un sobrepeso supone más esfuerzo al cuerpo para moverse y mayor sufrimiento en las articulaciones, con lo cual, si existe un sitio X en el cuerpo, normalmente situado de tronco para abajo, que esté lesionado (inflamado, desgastado,…) ese sobrepeso va a actuar de manera negativa en su recuperación.

Y no, no es cierta, porque el dolor no se puede asociar al sobrepeso (solamente).

Vamos a poner dos supuestos:

  • Primer supuesto: luchador de sumo… persona de elevado peso al que le debería doler algo.
  • Segundo supuesto: jovencit@ de 47 kilos “monísim@ de la muerte” donde se supone que al no tener sobrepeso no tendría dolor.

Estas dos afirmaciones no se pueden dar como buenas.

En el primer caso estamos planteando una persona deportista, sí, con sobrepeso, pero que entrena a diario y podría asegurar que no debería tener dolor (sin contar dolores de su práctica deportiva, aunque ese es otro tema).

En el segundo podría existir o no dolor, dependiendo del ritmo de vida que llevara, si practica o no ejercicio a lo largo de la semana, ya que aunque pese poco, si es una persona sedentaria va a ser más común la aparición de dolores varios que en una persona de la misma fisionomía pero que suela practicar deporte de manera regular.

Si nos damos cuenta podemos deducir que antes va a aparecer dolor por el sobrepeso, la causa principal de esos dolores podría estar más asociada a la falta de ejercicio que por tener sobrepeso, aunque todos sabemos que normalmente una persona que realice ejercicio regular y más o menos coma bien, no va a tener sobrepeso.

 ¿Entonces no tengo que perder peso para recuperarme?

Yo no he dicho eso, yo os animo a practicar ejercicio de manera regular, quizás 2 ó 3 veces a la semana, sin pasarse y, si le dais tiempo al cuerpo, lleváis una alimentación sana os aseguro que el sobrepeso no será un problema para que os podáis recuperar mejor de la lesión.

Espero que os haya servido de algo mi reflexión.

David Hernández Guillén

Fisioterpeuta y Osteópata.

Prof. Asociado EU Fisioterapia de Valencia.

TÉCNICA DE LA PUNCIÓN SECA

Aplicando la técnica

Aplicando la técnica

¿Has oído hablar de la punción  seca? ¿Padeces alguna contractura rebelde y/o recurrente?

Es muy probable que este artículo te pueda despejar algunas dudas y te sirva de ayuda.

Los fisioterapeutas de Clínica I+D hemos recibido la formación oficial en el tratamiento conservador e invasivo de los puntos gatillos.

¡Os animamos a conocer esta técnica novedosa!

Los puntos gatillo miofasciales son pequeñas contracturas musculares en forma de nódulos dolorosos, que dan lugar a bandas tensas palpables de fibras musculares a lo largo del músculo

Su presencia en la musculatura origina una serie de signos y síntomas, como son dolor local y la mayor parte de las veces a distancia de la zona donde está el punto gatillo (dolor referido), fatigabilidad muscular, disminución de la movilidad, etcétera. A este cuadro doloroso se le denomina Síndrome de Dolor Miofascial.

La técnica consiste en una punción del músculo (en una banda tensa situada dentro del PGM) con una aguja estéril parecida a las de acupuntura. Se califica como “seca” porque no introducimos ni extraemos ninguna sustancia.

Después realizaremos un tratamiento post-punción para disminuir la sensación producida por el pinchazo que incluye contracciones activas y crioestiramientos de la musculatura implicada.

El objetivo de la punción seca es “desactivar” los síntomas que el punto gatillo miofascial (acortamiento del tejido muscular, conocido como contractura máxima) está generando a ese nivel o a distancia (dolor referido), para conseguir así, la relajación refleja de dicho músculo. Es una técnica levemente dolorosa en el momento y puede persistir dolor post-punción durante unas horas.

La punción seca está especialmente indicada si padeces:

  • Dolor muscular.
  • Dolor referido: cabeza, miembro superior, miembro inferior….
  • Limitaciones de movilidad.
  • Sobrecarga
  • Lesiones deportivas.

Si queréis información más detallada o un diagnostico personalizado estamos a vuestra entera disposición en Clínica I+D