¿POR QUÉ CADA VEZ QUE VOY AL FISIOTERAPEUTA ME MANDA EJERCICIOS PARA CASA?

terapeutico

En Clínica i + d, consideramos el ejercicio terapéutico como una herramienta fisioterapéutica clave para mejorar y prevenir multitud de patologías, especialmente aquellas recurrentes y/o que cursan con dolor crónico musculoesquelético .

Cada vez más estudios científicos avalan la prescripción de ejercicios como parte del tratamiento ( Smidt, 2002;  Taylor, 2007) pero,  ¿Qué entendemos por  Ejercicio Terapeútico?

“Es la prescripción de un programa de actividad física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar  la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud”. (Taylor 2007)( Australian Journal Physiotherapy)

Cada paciente presenta unas características fisiológicas, biomecánicas, musculoesqueléticas, cognitivas y afectivas únicas, por tanto, el programa de actividad física terapéutica siempre se realiza de forma individualizada.

Los profesionales de Clínica i + d prescriben los ejercicios más adecuados después de realizar un análisis morfoestático y biomecánico para detectar descompensaciones, limitaciones funcionales o patologías del aparato locomotor.

“La falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico lo conserva”. Platón.

Inés Sáez Muñoz

Fisioterapeuta Col. 5111

¿TENGO UNA CONTRACTURA?

SIGAMOS EXPLICANDO PATOLOGÍAS… LA TÍPICA CONTRACTURA

Me duele la espalda y creo que tengo una contractura.

cuello-dolorr

La mayoría de veces este auto diagnóstico es correcto, no porque todos los dolores sean ocasionados por ellas, si no porque están presentes en la mayoría de problemas músculo-esqueléticos.

Vamos a partir de la definición de contractura:

 Estado de rigidez o de contracción permanente, involuntaria y duradera de uno o más músculos.”

Si nos fijamos estamos hablando de una situación en la que no tenemos control de aquello que usamos para mover las diferentes partes de nuestro cuerpo, o sea, aparece de manera involuntaria y se mantiene en el tiempo de manera indeterminada, muchas veces relacionado con la lesión o causa que la haya originado.

¿Y por qué aparecen las contracturas?

 A ver, las causas son múltiples, desde problemas de tensión, malas posiciones, malos gestos, sobreesfuerzos, estrés, accidentes de tráfico, etc. Vamos un sin fin de causas posibles e imaginables.

Lo que me gustaría dejar claro es la principal función de la contractura en el cuerpo, el por qué el cuerpo hace aparecer esas contracturas tan molestas… su principal objetivo es la PROTECCIÓN, básicamente busca inmovilizar una zona (como cuando has tenido un accidente de tráfico y te ponen el típico collarín) con el fin de que no se siga “dañando” por decirlo de alguna manera.

¿Entonces las contracturas son buenas?

Buenas, buenas no se podría decir que lo son, yo no he dicho eso, simplemente he dicho que ese es el objetivo del cuerpo. La idea es buena, tenemos un segmento del cuerpo que duele y entonces creo mi propio collarín o faja o lo que sea… no está mal, ¿verdad?

El problema aparece cuando esa contractura se mantiene en el tiempo y nos empieza a “incordiar” de manera irritante, eso nos lleva al dolor y el dolor nos lleva a movernos menos, lo cual nos va a hacer entrar en un círculo vicioso de dolor e inmovilización, y ahí es donde esa contractura se puede mantener en el tiempo.

Este último punto es el más importante de todos, la contractura nos limita la movilidad y eso es lo que nos perpetúa el problema y el dolor. La función del fisioterapeuta es quitar esa contractura para que podamos recuperar la movilidad, ya sea del segmento o de la parte del cuerpo que “nos haya inmovilizado” y así poder solucionar el problema.

 Concluyendo…

Las contracturas tienen su fin en el cuerpo, pero ignorarlas y dejarlas mucho tiempo, incluso tratarlas sólo con medicación, la mayoría de las veces no va a hacer que mejoren por sí solas y ahí es donde entramos nosotros, vuestros amigos los fisioterapeutas, con todo nuestro abanico de técnicas para poder tratar ese problema y aconsejaros en cual es la mejor solución para cada caso.

Espero que os haya sido de ayuda.

PD: En este post he decidido hablar de la “típica” contractura de espalda o de origen músculo-esquelético que solemos sufrir casi todo el mundo, pero existen otros muchos orígenes que ocasionan este problema, a veces mucho más serios, no he querido abordarlos en esta ocasión porque prefiero dejarlos para más adelante.

 David Hernández Guillén

Fisioterapeuta y Osteópata.

Prof. Asociado EU Fisioterapia de Valencia.

Ya que estamos…¿Cuándo debería acudir al fisioterapeuta?

fisioterapeutaEsa es otra de tantas preguntas (y ya llevamos unas cuantas) que me suelen preguntar los pacientes.

La primera respuesta que podría dar es simple: “acude al fisioterapeuta cuando te duela”.

Mira tú que respuesta tan rápida y simplificada, pero… ¿dónde está el margen de ese dolor?

Vamos a aclararlo un poco, el dolor es algo bueno, aunque desagradable, es algo que utiliza nuestro cuerpo para decirnos que tenemos una cosa dentro de nuestro que no funciona bien, como esas lucecitas de los coches que se encienden cuando aparece algún problema en el motor o en otra parte, más o menos. Cuando aparecen sabemos que tenemos que hacer algo.

¿Entonces me estás diciendo que nada más me duela ya tengo que ir al fisio?

Bueno, tampoco es eso, si fuera así no saldrías de la clínica, ya que siempre nos duelen cosas, eso es lo normal.

Yo le explico a mis pacientes que si un dolor persiste más de una semana es que pasa algo serio que el mismo cuerpo no ha podido solucionar, la mayoría de dolores son temporales y somos capaces de “repararlos” por nosotros mismos.

Si un dolor persiste, o sea, si esa lucecita de nuestro control de mandos no se apaga durante ese tiempo, es entonces donde vuestro amigo el fisioterapeuta os puede echar una mano (literalmente).

Espero haberos sido de ayuda.

David Hernández Guillén

Fisioterapeuta y Osteópata

Prof. Asociado U.V. Fisioterapia

TÉCNICA DE LA PUNCIÓN SECA

Aplicando la técnica

Aplicando la técnica

¿Has oído hablar de la punción  seca? ¿Padeces alguna contractura rebelde y/o recurrente?

Es muy probable que este artículo te pueda despejar algunas dudas y te sirva de ayuda.

Los fisioterapeutas de Clínica I+D hemos recibido la formación oficial en el tratamiento conservador e invasivo de los puntos gatillos.

¡Os animamos a conocer esta técnica novedosa!

Los puntos gatillo miofasciales son pequeñas contracturas musculares en forma de nódulos dolorosos, que dan lugar a bandas tensas palpables de fibras musculares a lo largo del músculo

Su presencia en la musculatura origina una serie de signos y síntomas, como son dolor local y la mayor parte de las veces a distancia de la zona donde está el punto gatillo (dolor referido), fatigabilidad muscular, disminución de la movilidad, etcétera. A este cuadro doloroso se le denomina Síndrome de Dolor Miofascial.

La técnica consiste en una punción del músculo (en una banda tensa situada dentro del PGM) con una aguja estéril parecida a las de acupuntura. Se califica como “seca” porque no introducimos ni extraemos ninguna sustancia.

Después realizaremos un tratamiento post-punción para disminuir la sensación producida por el pinchazo que incluye contracciones activas y crioestiramientos de la musculatura implicada.

El objetivo de la punción seca es “desactivar” los síntomas que el punto gatillo miofascial (acortamiento del tejido muscular, conocido como contractura máxima) está generando a ese nivel o a distancia (dolor referido), para conseguir así, la relajación refleja de dicho músculo. Es una técnica levemente dolorosa en el momento y puede persistir dolor post-punción durante unas horas.

La punción seca está especialmente indicada si padeces:

  • Dolor muscular.
  • Dolor referido: cabeza, miembro superior, miembro inferior….
  • Limitaciones de movilidad.
  • Sobrecarga
  • Lesiones deportivas.

Si queréis información más detallada o un diagnostico personalizado estamos a vuestra entera disposición en Clínica I+D